Destinos fantásticos

El ideal de vacaciones perfectas varía mucho; mientras para algunos ─quizás la mayoría- el sueño es ojalá quedarse en una playa de aguas cristalinas y arena blanca, sin ruido y rodeado de palmeras y tragos exóticos… Mientras que para otros ─probablemente tú- si la emoción no fluye y el destino no despierta tu curiosidad, entonces no son vacaciones.

En esta nota encontrarás los destinos que cumplen con alguna excentricidad que seguro te hará reservar vuelos y acomodar fechas.

1.- Recorre la carretera Panamericana

Esta carretera, de 48.000 km de longitud es una ruta que une todo el continente americano desde Alaska, Estados Unidos, hasta la ciudad de Buenos Aires en Argentina, pasando por Chile, Perú, Ecuador, Colombia, El Salvador, México y Estados Unidos.

Ruta ideal para empaparse del espíritu americano. Esta carretera tiene un salto en la unión entre Colombia y Panamá debido a la presencia de la región de Darién, un lugar selvático y pantanoso que divide la región de América central con América del sur.

Una de las mejores opciones para cruzar con tu vehículo “el tapón de Darién” es por barco, pero investiga y pide recomendaciones, al parecer es bastante más extremo de lo que podrías imaginar.

2.- El desierto más árido del mundo

Lo tenemos aquí y no parece despertar mucho interés en los chilenos, pero sí en los miles de turistas extranjeros que llegan cada año curiosos por ver el Valle de la luna, las dunas multicolores y vivir en primera persona los cambios climáticos y energías desérticas.

Las posibilidades son variadas y las experiencias fantásticas. Los lugares más visitados son el salar de Atacama, el renombrado Valle de la luna y los géiser del Tatio.

Existe la posibilidad de arrendar bicicletas y recorrer el sector de San Pedro con o sin guía. Dato importante: nunca jamás olvides tu bloqueador solar, tu gorro y mucha agua.

3.- ¿Inviernista? Visita el lugar más frío del mundo

Fácil es ser fanático del invierno cuando se llega a un lugar temperado y cuando vives en un sector en el que las temperaturas rara vez bajan de los 0ºC.

Visitar la Antártida es un verdadero desafío, ya que sólo puedes hacer el recorrido en barco, pero no en cualquier barco, necesitas montar un buque rompehielo que permita navegar por las peligrosas y frías aguas. La temperatura más baja registrada en este lejano continente fue el año 2010, alcanzando los gélidos -93ºC.

4.- Olas gigantes de Nazaré

Si eres fanático del agua y sus deportes, en especial el surf, esta idea te va a gustar. Nazaré es una pequeña localidad ubicada en Portugal que tiene las olas más grandes del mundo, debido a un cañón marino subacuático, que mezclado con los poderosos vientos del Atlántico forman olas de hasta 35 metros de alto.

Es considerado uno de los lugares más peligrosos del mundo para nadar, pero si te atreves, nadie te lo impide.

5.- La puerta del infierno

Si todas las opciones anteriores te parecen un juego de niños, intenta visitar Dallol, un lugar ubicado en Etiopía, específicamente en la depresión de Danakil, considerado el más caluroso del planeta en donde las temperaturas en verano pueden llegar a los 64ºC.

El paisaje consta de hermosos cerros y lagunas multicolores, pero ¡cuidado! lo que parece ser tierra son realmente peligrosos ácidos y sales, por lo que además de ser clasificado como el más caluroso, es también considerado uno de los lugares más peligrosos del mundo.

Para llegar, debes arribar a la capital de Etiopía, conducir hacia el norte por más o menos 5 horas y luego montar un camello que por fin te dejará en el destino. Sólo para valientes.

Compartir:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.