Tineo Ancud y la descarbonización

Liderado por Transelec, esta nueva línea de alta tensión que se construirá en la Región de Los Lagos beneficiará a sus habitantes y también permitirá el paso de nuevas energías renovables que se vayan generando en el país.

Uno de los principales objetivos de desarrollo del país es mejorar la calidad del sistema eléctrico. Para ello, es necesario reforzar a los tres segmentos que lo componen, es decir, generación, distribución y transmisión.

Este último es uno de los más relevantes, ya que es el encargado de transmitir la energía eléctrica generada en los diferentes puntos del país hacia todo el territorio nacional. Como es un sistema interconectado y solidario, permite que en lugares en donde no existe generación eléctrica los ciudadanos puedan acceder a la energía.

Por esta misma razón, la transmisión se alza como uno de los principales actores dentro del proceso de descarbonización de la matriz energética chilena, ya que actuará como la “carretera” por donde viajan las energías renovables.

En este sentido, uno de los proyectos que se tomará la agenda próximamente es Tineo – Nueva Ancud, una nueva línea eléctrica que cruzará la Región de Los Lagos y cumplirá una importante función en el proceso de descarbonización, y en términos de calidad de servicio para la región y particularmente para Chiloé.

“Chiloé hoy cuenta con una sola línea de transmisión para todos sus habitantes, lo que dentro de unos años podría no ser suficiente para satisfacer la demanada y mantener la calidad del suministro. Sin embargo, gracias a la nueva línea que se construirá la isla contará con un nuevo estándar, comparable al de las ciudades más pobladas del país”, señala Marcelo Concha, jefe de proyectos de Transelec, compañía a cargo del proyecto.

¿Por qué es importante que haya dos líneas de transmisión en Chiloé?

Una de las preguntas frecuentes que más suelen hacerse acerca del proyecto es que cuál es la necesidad de volver a instalar una línea de transmisión que cruce Los Lagos, si actualmente ya existe una que está operativa.

En ese sentido, desde Transelec indican que la razón principal es que la actual línea de alta tensión que opera hacia la tradicional isla sureña no dará abasto para cumplir con la demanda eléctrica de sus habitantes para 2025. Esto supone un enorme riesgo para el desarrollo de la región, por lo que es sumamente importante que se construya una nueva línea.

Pero no es que se vaya a reemplazar la antigua línea por la nueva, por el contrario, lo que se hará es construir una nueva para que opere de forma simultánea con la otra, generando lo que se conoce como redundancia (respaldo).

Esta propiedad del sistema eléctrico permite que las interrupciones del servicio se reduzcan notablemente al existir dos o más vías de transmisión, ya que en el caso de que una presente fallas, la otra perfectamente podrá permitir que el suministro energético siga funcionando de forma correcta.

Tineo – Nueva Ancud y la descarbonización

Actualmente, una de las brechas que existen para cumplir con las metas de descarbonización es que si no se desarrollan pronto más proyectos de transmisión, no va a haber suficiente capacidad para conectar las crecientes energías renovables que se están produciendo, la que incluso ya se está comenzando a perder (lo que se conoce como “vertimiento”).

Así lo han mencionado diferentes organismos relacionados al rubro eléctrico, quienes han presionado al Estado a seguir trabajando en esto.

Es por esto que, proyectos como Tineo – Nueva Ancud se alzan como un gran avance para el plan de descarbonización chileno, el cual pretende cerrar definitivamente las centrales a carbón del país.

El trazado del proyecto Tineo – Nueva Ancud

Tras haber realizado un acabado estudio de impacto ambiental y social, el que incluyó investigaciones de expertos y dos procesos de participación ciudadana (uno voluntario y otro formal), Transelec determinó que el trazado de la nueva línea de transmisión será de 95 kilómetros.

En total, serán 251 torres las que pasarán de norte a sur por las comunas de Llanquihue, Puerto Varas, Puerto Montt, Maullín, Calbuco y Ancud: “El trazado incluye el cruce aéreo del Canal de Chacao, entre los puntos más próximos de los sectores continental e insular, para llegar a Isla de Chiloé, donde atravesará por los sectores de Estero de Chacao, Butamanga, El Tepual, El Quilar, Pumanzano, para finalmente llegar a la subestación Nueva Ancud”, señalan en la página web de la empresa.

Todas las obras se llevarán a cabo en un periodo de dos años, periodo en que se realizarán obras como excavaciones poco profundas y el montaje de las torres junto con el cableado.

Los beneficios para la comunidad

Tineo Ancud Chiloé

Junto con la construcción de Tineo – Nueva Ancud, se ejecutará una serie de medidas voluntarias con las comunidades aledañas al proyecto. Entre ellos destacan:

  • Plan Maestro Territorial del Canal de Chacao:Será un plan que ayudará a potenciar la actividad económica y turística en torno al Canal, la que en el futuro será una gran fuente de ingresos para las comunidades.
  • Plan de inversión social dirigido a ocho localidades aledañas: Implementará proyectos que contribuyan con el desarrollo de las localidades cercanas a la línea. teniendo en cuenta la opinión de los propios habitantes gracias a las mesas de trabajo que se desarrollarán.
  • Gestión comunitaria y socialización durante la etapa de construcción: Durante toda la etapa de construcción de la nueva línea eléctrica, habrá encargados que facilitarán el diálogo entre la empresa y la comunidad. Por otro lado, habrá un número telefónico, correo electrónico y un buzón dispuestos para resolver las inquietudes de los vecinos.
  • Consulta Indígena: A través del “Plan de apoyo para el rescate y fortalecimiento de prácticas culturales y productivas tradicionales de cuatro Comunidades Huilliche”, se contribuirá al desarrollo y autonomía de esa comunidad en la zona.
Compartir: