Cómo superar miedo a volar

Probablemente te ha tocado alguna turbulencia durante algún vuelo que te revuelve el estómago y también la mente.

Y es que es inevitable recordar la infinidad de películas y series que giran en torno a accidentes aéreos, pero ¡no hay que perder la calma!

Hay cosas que puedes hacer y que te ayudarán a superar tu terror a los aviones. Aquí te contamos.

Lee e investiga

Infórmate respecto al funcionamiento de los aviones, las partes que lo componen y cómo es el proceso de vuelo, de esta manera, cuando comiences a escuchar sonidos extraños lo primero que pensarás no será que estás a punto de morir, sino que sabrás que se trata de una turbina o del movimiento de un alerón.

Existe un sitio web fantástico para ayudarte a superar este miedo, se trata de volandosinmiedo.com en dónde puedes tomar un curso gratuito que te despejará la cabeza de las locuras que Hollywood ha puesto allí.

Practica ejercicios de respiración

Antes de viajar, dale rienda suelta a la navegación por internet y aprovecha tus habilidades encontrando vídeos de gatos y perros en Youtube para llegar a los ejercicios respiratorios de relajación que más se adapten a tu estilo.

Puede sonar un poco cliché el consejo, pero realmente son muy útiles para tu proceso de pérdida del miedo a volar.

Puedes comenzar con tus ejercicios en la sala de embarque para luego repetirlos a los largo del vuelo. Intenta ser discreto en tus respiraciones para no alarmar ni preocupar a otros pasajeros.

Lleva distracciones

Cartas, libros, películas, todo sirve para sacarte de la mente ese pequeño diablito que te dice que vas a morir.

La mayoría de los vuelos cuentan con pantallas personales en las que puedes ver series y películas, pero lo mejor es estar preparado y no esperar que la distracción corra por cuenta de la aerolínea.

Preparado para problemas de salud

Nada puede estresarte más que sentirte mal físicamente cuando además tienes miedo a volar. Procura llevar medicamentos para el dolor de estómago y sus problemas asociados. Las náuseas son una constante para muchos en los vuelos, tanto así que existe un ítem llamado *bolsa de mareo* y es bastante probable que si te toca viajar con algún pasajero débil de estómago caigas también en ese círculo.

No te saques el cinturón de seguridad

A pesar de que el capitán del vuelo avisa cuando es necesario o no poner el cinturón de seguridad, por un acto psicomágico es mejor que lo dejes puesto durante todo tu vuelo, de esa manera, si es que tienes la suerte de quedarte dormido, no estarás pensando en que estás desprotegido y dormirás más tranquilamente.

Transpórtate a tu lugar feliz

Cierra los ojos e imagina ese almuerzo familiar en el que llegaron todos y se rieron toda la tarde.

O cuando te pillaste en una playa sola, tomando sol y disfrutando del agua. O imagina que te encuentras con tu artista favorito/a y te pide pololeo.

Sea cual sea tu lugar feliz, servirá para llevar tu mente a otro lugar lejos del asiento de ese avión.

Una de las cosas que debes conocer antes de empezar tu terapia en contra de tu miedo a volar es saber que el miedo se supera, por lo que no creas que jamás en la vida podrás salir de sudamérica.

No dejes que los pensamientos negativos te superen y mira el viaje en avión literalmente como lo que es: un medio para llegar a tu destino.

Además y como punto más importante, el avión es considerado un medio de transporte extremadamente seguro, incluso más que el automóvil, así que confía en los números.

Recuerda que no es valiente el temerario, sino que el que a pesar de sentir miedo, lo hace igual.

¡Vamos por esas vacaciones!

Compartir:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.