Si bien las cifras entregadas por el Banco Central superaron las expectativas, apuntaron que la economía no estaría generando un “desempeño adecuado”. Además, enfatizaron en la necesidad de reasignar recursos para ir en ayuda de los más vulnerables.

Este viernes el Banco Central entregó los resultados de Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec) de mayo de 2022 y reportó un aumento del 6,4%, en comparación con igual mes del año anterior.

Según el ente emisor, la serie desestacionalizada cayó un 0,1% respecto del mes pasado y aumentó 5,8% en doce meses.

Asimismo, señaló que el alza del Imacec se explica por las actividades de servicios. En tanto, la producción de bienes creció incidida por la industria manufacturera y el resto de bienes.

Sobre este último punto, se detalla que la producción de bienes creció un 1,6%, el cual es explicado por el desempeño de la industria y el resto de bienes, con tasas de 2,7% y 1,5%, respectivamente; mientras la minería presentó una caída de 0,1%.

En el comercio se presentó una variación de -0,1%, producto de la caída de las ventas minoristas, especialmente en supermercados y grandes tiendas. Caso contrario fue el caso de las ventas mayoristas y automotrices, las cuales presentaron un aumento.

Por su parte, el sector de servicios creció un 11,9%, debido al desempeño de los servicios personales, en especial la educación; además del transporte y servicios empresariales.

Sobre este panorama, la economista y académica de la Universidad de Santiago, Marcela Vera, sostuvo que “hay que dar cuenta de que el Imacec tuvo un desempeño mayor que el que habían estimado los distintos actores y eso es algo positivo; sin embargo, viene muy fuertemente incidido por el sector de servicios y en particular educación. Si uno lo contrasta estacionalmente con el período del año pasado había mucho cierre todavía en el caso de educación y, por tanto, era predecible que se produjese un aumento significativo.

En ese sentido, apuntó que este hecho “viene a resolver la situación puntual de la actual coyuntura, pero si uno lo mira en términos estructurales la economía no está generando un desempeño adecuado que uno pueda proyectar en el tiempo como algo estable o que vaya a continuar en un proceso de ascenso, sino todo lo contrario”.

Asimismo, señaló que “otro elemento que uno puede observar a un nivel más global es que tenemos una especie de estancamiento económico que ya hemos estado viendo en los últimos tres meses, que se expresa en las cifras del Imacec, pero también se expresa en las cifras de desocupación. Eso entonces nos muestra que tenemos que tener una alerta temprana desde el mundo de la academia frente a la siguientes políticas que desarrolle el gobierno, sobre todo para promover la generación de empleos”.

En tanto, el académico de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, Alejandro Alarcón, apuntó que “estamos observando una declinación paulatina que va a continuar. Uno no puede entender los puntos, tiene que entender las trayectorias. La trayectoria, incluyendo esta cifra que es el PIB, para este año va a ser de 1,5% de crecimiento, o sea, todavía estamos en una trayectoria que nos lleva a una cifra más baja en los próximos meses y, probablemente, vamos a tener en el último trimestre una trayectoria negativa que, si la unimos a otra trayectoria negativa en el primer trimestre del próximo año, vamos a estar oficialmente en recesión”.

“Estamos acercándonos a una situación que en la teoría económica se llama estanflación. Este estancamiento con inflación creo que sigue su curso , que está muy marcado y, además, en las cifras desestacionalizadas se ve que ‘el tren va parando’. Entonces, vamos a tener cifras más bajas en los próximos meses. Lo que creo que sí el último trimestre vamos a tener una cifra negativa y la mala noticia acá es que la estanflación lleva bajas en el empleo y eso es muy mala noticia para los pobres de este país, porque ya están pagando el impuesto de inflación”, aseveró.

Por lo mismo, hizo hincapié en que “la preocupación por los pobres es lo más importante que tiene que hacer el gobierno ahora y no aumentar el gasto fiscal porque eso ya provoca uno de los problemas grandes que es la inflación. Lo que hay que hacer es reasignar gasto fiscal y que efectivamente le llegue a la gente más pobre”.

Compartir: