viajar en avión

La experiencia de viajar por primera vez en avión es una de las que más recordarás en tu vida. Más allá de disfrutar de un descanso en un país diferente, lo que más incertidumbre genera es volar a grandes alturas.

Pero, para quienes están próximos a vivir esta aventura aérea por primera vez, hay que tomar ciertos resguardos o algunas rutinas que te permitirán disfrutar este momento.

Aquí te dejamos algunos consejos tanto para los novatos como también para los experimentados viajeros:

Llegar con anticipación al aeropuerto

En este lugar reina el caos. Dependiendo de la temporada de vuelo, hay días en que no hay aglomeración de personas, pero puede presentarse ciertos problemas que pueden hacer más complicado el inicio del  viaje.

Si vas para destinos dentro de un país, lo mejor es llegar  una hora antes. Si vas al extranjero, debes llegar, por lo menos, dos horas antes al aeropuerto. Es por esto que debes calcular muy bien el tiempo de traslado de tu hogar  a este recinto para evitar mayores complicaciones.

Debido a los nervios previos y la aglomeración de gente, es muy común que los pasajeros pierdan de vista su equipaje. Es por esto que nunca deben descuidar sus maletas y pertenencias.

El Check-In

Este paso debes realizarlo uno o dos días antes del vuelo. Sólo debes ir al sitio web de la aerolínea  e ingresar los datos de tu vuelo para elegir tu asiento y comunicar otros datos, como la comida, si utilizas sillas de ruedas, o viajas con un bebé, entre otros.

Si no realizas este trámite con anticipación, también lo puedes realizar en el aeropuerto, pero tendrás menos opciones para elegir- como el número de asiento- y lo más probable es que estés contra el tiempo y debas esperar en grandes filas para que te atiendan.

Al realizar esto, deberás dejar tu equipaje al los mostradores identificados con la frase “Entrega de equipaje / Bag Drop”.

Equipaje

Hay que considerar dos tipos de equipaje: El de la cabina y el “facturado”. El equipaje de cabina o comúnmente llamado “bolso de mano” llevas tus documentos personales como dinero, pasaporte, tarjetas de crédito, cédula de identidad, celular y otros objetos de valor.

El equipaje facturado es la mochila o maleta  puede ser tu mochila o maleta. En este aspecto deberás estar muy pendiente del peso de tu equipaje, ya que la aerolíneas, en general, sólo permiten hasta 23 kilos, aunque deberás revisar bien las reglas generales en la aerolínea en este aspecto. Si sobrepasa este peso, lo más probable es que debas pagar por este sobrepeso.

Se aconseja, además, envolver las maletas con plástico foil para evitar mayores daños o robos al equipaje. Además, siempre lleva una maleta no tan costosa, ya que en todas las aerolíneas “arrojan” y maltratan las maletas.

Por otra parte, en el “bolso de mano” debes evitar llevar todo lo que podría dar la impresión de que estás transportando  drogas o armas. Por ejemplo, se prohíben el uso de botellas con algún líquido, por ejemplo, una botella de agua. Tampoco puedes llevar pequeños cuchillos, tijeras, limas de uñas u otros  elementos filosos.

Revisión de seguridad

Esta es una de las tareas más demorosas de todo el procedimiento, ya que todo puede ser interpretado como un arma o peligroso para el vuelo.

Para evitar mayores demoras, se recomienda que te quites todo lo de metal durante la fila, ya sea relojes, monedas, joyas, cinturones y otros elementos de este tipo que pueden activar los detectores. En algunas aerolíneas y países, revisan las suelas de los zapatos. Si es tu caso, también comienza con desabrocharte los cordones.

Debido a este largo proceso, es normal que a muchas personas se les pierda el pasaporte. Es importante que tengas estos documentos siempre en el mismo lugar, como en una billetera o en un estuche especial colgado de tu cuello.

Control de Migraciones

Primero que todo, deberás identificar bien la fila que te corresponde y tener a mano tu pasaporte y ticket de avión. Si tu pasaporte es nuevo o tienen dudas sobre el viaje, te preguntarán el motivo del viaje, cuánto tiempo se quedará en el país o el lugar de hospedaje.

Al contestar debes ser educado y coherente,  pues pueden no darte el permiso para arribar el avión. Además, no puedes bromear con “bombas” o cosas por el estilo, ya que todo puede ser mal interpretado y  pueden, incluso  llevarte tras las rejas.

Puerta de embarque

Después de todos estos pasos, debes identificar tu puerta de embarque que siempre está indicada en tu ticket. Cabe señalar que hay aeropuertos que parecen ciudades, por lo que hallar una puerta de embarque es toda una odisea. Si tu vuelo tiene conexiones, debes realizar este mismo procedimiento.

Ahora ¡A volar!

Ya entraste al avión, encontraste tus asientos y debes colocar tu equipaje de mano abajo del asiento delantero o en los compartimientos que están arriba de tu lugar.

Ahora sólo disfruta de la vista si estás cerca de la ventanilla o de las comodidades que ofrece estar al lado del pasillo. Abróchate el cinturón al inicio y al final del vuelo y mantente atento a las indicaciones de las auxiliares de vuelo.

Compartir:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *