buscando alojamiento

Planear cualquier viaje conlleva varios deberes, pero quizás el más preocupante es la estadía. Sí, porque los pasaportes y pasajes pueden ser un trámite muy simple, pero a la hora de elegir un hotel debemos considerar la seguridad, calidad, costo, entre otros aspectos.

Sin duda, un viaje nunca está completo si el alojamiento es decepcionante o cumple menos de lo que prometió, por lo que aquí te dejamos algunos consejos que te guiarán a la hora de escoger un hotel de acuerdo a tus necesidades y requerimientos:

Un hotel para cada viaje

Antes de averiguar por la oferta hotelera, debes buscar primero un lugar que te permita cumplir el objetivo de tu viaje. Si se trata de una estadía de trabajo o negocios, lo primordial es buscar un hotel que cuente con conexión a Internet y teléfono. También no es necesario buscar una gran habitación, ya que la mayoría del tiempo vas a estar afuera trabajando. Este  último punto te ayudará a descartar otras opciones y, además, te permitirá ahorrar.

Pero si tu plan son unas vacaciones familiares, deberás considerar opciones de esparcimiento y entretenimiento del hotel, sobre todo si vas con niños pequeños. También debes buscar habitaciones que estén conectadas con tu dormitorio, ya que así descansarás con más tranquilidad.

Pedir recomendaciones

Revisar por Internet los comentarios de los usuarios puede ser una gran idea para descartar ciertos hoteles, pero no hay nada mejor que pedir un buen dato a un amigo o conocido. Así, podrás preguntar cada detalle del hotel.

Revisar ubicación del hotel

Es mejor pagar más por un hotel menos lujoso pero cerca del centro de una ciudad, que elegir un hospedaje lejos de toda conexión con las zonas turísticas.

Debes revisar muy bien la ubicación de un hotel de acuerdo a tus expectativas para no gastar demás en transporte.

Tener varios datos de emergencia

Llegaste al país que querías conocer, te diriges inmediatamente al hotel pero resultó ser todo un fiasco ¡Todo mal! Para evitar que tus vacaciones se conviertan en una pesadilla, debes tener siempre un “Plan B”, es decir, tener siempre a la mano otros datos de hoteles que sean cercanos y que cumplan con tus expectativas de servicio y precio.

Averiguar su infraestructura

Si alguno de los huéspedes está en situación de discapacidad, debes averiguar si el hotel cuenta con la infraestructura necesaria. Por ejemplo si cuenta con rampas de acceso para sillas de ruedas, ascensores, entre otras medidas.

Reservar con anticipación

Siempre será inteligente reservar con anticipación las habitaciones para optar a mejores precios o cuando se quiere viajar en temporada alta.

Compartir:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *